Desde un buttflip potente se hace un giro al cuerpo para parar de pie sobre la cuerda